Acoge

Acogida: hogares que salvan vidas

La mayoría de animales que llegan a nuestro Refugio requieren unos cuidados especiales que allí son muy difíciles de proporcionar debido a la gran cantidad de animales que tenemos, por eso, en la SVPAP les brindamos los cuidados veterinarios que necesitan, y tratamos de buscarles un hogar de acogida para que puedan recuperarse y volver a nuestro Refugio para ser adoptados, o incluso buscarles adopción mientras están acogidos.

Los animales que necesitan acogida son:

Cachorros: Pueden ser lactantes, o que ya coman solos, en ambos casos necesitan un hogar de acogida (nodriza) donde coger fuerzas y pasar la etapa de vacunación; ya que llegan sin ningún tipo de defensas y es muy posible que enfermen y no sobrevivan en el Refugio.

Heridos: Animales que han sufrido accidentes y requieren cirugías y, en ocasiones, rehabilitación. Si pasan el postoperatorio y la rehabilitación en un hogar su recuperación es mucho más rápida y segura.

Enfermos: Animales con enfermedades crónicas como la Leishmania, daños neurológicos, problemas dermatológicos, respiratorios, etcétera a los que las circunstancias del Refugio les perjudican en sus dolencias.

Discapacitados: Animales ciegos, paralíticos, etc. cuya estancia en el Refugio es prácticamente imposible, pero que en un hogar pueden estar de maravilla.

Abuelos: Animales muy mayores que padecen las enfermedades propias de la edad (problemas cardiacos, renales…) y que se agravan en el Refugio, sobre todo en invierno. Es increíble cómo rejuvenecen y recobran las ganas de vivir.

Si estás dispuesto/a a esta experiencia tan gratificante acércate por nuestro Refugio y te explicarán al detalle todo el procedimiento de acogida. Estamos aquí.
Muchos de nuestros animales siguen vivos gracias a los cuidados de sus hogares de acogida.

¡TÚ LES SALVARÁS LA VIDA, Y ELLOS CAMBIARÁN LA TUYA!