¡Necesitamos ayuda!

Sara fue abandonada el lunes, al ser diagnosticada de diabetes. Al llegar, inmediatamente, a la perra se le realizaron pruebas que daban respuestas a las incógnitas de su dueña. Sara estaba ciega, -su dueña ni siquiera se había dado cuenta-, jadeaba, estaba apática, cansada… No podía más.

Si por sus dueños hubiese sido, Sara hubiese dejado de respirar en ese mismo momento. Como un juguete demasiado usado. Nosotros no permitimos que fuese así. Aún sabiendo que su estancia en el refugio es completamente imposible; que encontrar una acogida para ella será complicadísimo.

Por favor, nosotros sólo os pedimos que nos ayudéis a encontrarle un hogar, porque en un refugio los picos de glucosa pueden ser muy peligrosos para su salud.

Es una hembrita de unos 7-8 años, buenísima con otros perros, muy cariñosa y dulce. Le gusta mucho comer, además.

Si no podéis darle una casa definitiva, al menos una casa temporal hasta encontrarle algo. NOSOTROS COSTEAMOS ABSOLUTAMENTE TODO LO NECESARIO PARA SARA: MEDICACIÓN, ATENCIÓN VETERINARIA, PIENSO, ETC.

NO PODEMOS DEJARLA MORIR.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.